Nuevo Vídeo Publicado: Joaquín Ferrer.
Presentación libro: Jesús, Pablo y el Cristianismo equivocado, 111m 04s. Ver Vídeo.
HD. Hypatia Digital.
TIEMPO DE SINTESIS.   Jue. 24-10-2.019
¿La cabeza o el corazón?2/2

Al menos eso es lo que creemos de forma instintiva. Sin embargo, como veremos más adelante, la cosa no es tan sencilla. Entonces, ¿qué hacemos? ¿La cabeza o el corazón?.

Quisiéramos gobernar nuestra existencia de modo inteligente y sensato, tomar decisiones acertadas, reaccionar de manera adecuada y lúcida frente a lo que la vida nos presenta y, al mismo tiempo, disfrutar plenamente del privilegio de sentirla y experimentarla.

¿Pero dónde encontrar un manual de instrucciones que nos indique cómo manejar una estructura tan compleja como la nuestra? ¿Dónde hallar al menos unos parapetos que nos eviten salir del camino que conduce al pleno florecimiento interior?.

Para aclarar un poco ese galimatías, tendremos pues que definir con precisión lo que ocurre en la cabeza –y que puede proceder de partes muy distintas de la mente- y lo que ocurre en el corazón –que puede ser algo muy distinto de unas simples emociones-.

Tanto en la cabeza como en el corazón existen mecanismos fascinantes, algunos de los cuales sustentan nuestro bienestar y nos permiten realizarnos con plenitud; otros, en cambio, lo limitan… por ahora.

Dado que el ser humano es tan complejo, resultará interesante observar como ha evolucionado la conciencia colectiva en el pasado siglo. Además así podremos comprender mejor la etapa que debemos atravesar en los momentos actuales.

Fuente: El maestro del corazón de Annie Marquier.
A. C. Hypatia. Síguenos.
HD. Hypatia Digital.
Relatos Eternos para aprender a aprender.   Mie. 23-10-2.019
REFLEXIONES.

En el caso de Afrasiab, lo exagerado de su error, parece indicar que no tiene bien resuelto algún aspecto relacionado con la traición.

Tal vez, se trate de algún episodio anclado a su propia memoria. Afrasiab “confirma” su soterrada creencia de infidelidad y robo, haciendo encajar los gestos y conductas de sus próximos como síntomas inequívocos de ocultación y doble juego.

Respeta a la persona y ésta obrará mejor. Cicerón

Afrasiab “ve” todos los indicios de mentira y disimulo en su pareja, porque tal vez, en su propia mente aflora alguna sospecha de amenaza que él debió sentir al experimentar en su carne las mismas acciones que ahora sus ojos parecen ver afuera.

Y por lo que parece en el relato, la mente de Afrasiab tiende a “confirmar” e incluso “auto castigarse” padeciendo de traición.

La línea entre lo “proyectado” subjetivamente y lo que realmente tiene fundamento en el mundo exterior puede ser muy sutil, sin embargo, tal vez lo que en el fondo preocupa a Afrasiab es que no le “quieran” de manera incondicional ni sus empleados ni su pareja.

Tal vez, detrás de la conducta de Afrasiab se esconde una carencia afectiva que trata de confirmarse a través de las negaciones a su persona, negaciones que suponen los engaños y mentiras que atribuye a sus próximos.

No hay mejor invitación al amor que amar primero. San Agustín

Quizás, donde merezca la pena poner la atención es en el “confiar y amar” más que en el “ser amado”. Quien realmente goza es el que ama e irradia más allá de la “respuesta” del objeto amado, porque ha logrado conectar con su núcleo profundo y desde ahí ES amor.

Cuando activamos todo un mecanismo de control sobre el interés que se tiene por nosotros o sobre el grado de lealtad que se nos depara, entramos en una tensión de celos y suposiciones que intoxican nuestro escenario emocional y mental.

Fuente: Relatos Eternos para aprender a aprender, de José María Doria
A. C. Hypatia. Síguenos.
HD. Hypatia Digital.
EL AUTOR DEL UNIVERSO.   Mar. 22-10-2.019
Recobrar la esperanza.

Con todos los datos y razonamientos expuestos hasta ahora, podemos llegar a una serie de conclusiones que vamos a enumerar a continuación:

La Existencia existe. La Vida cambia y se trasforma constantemente pero, en esencia, permanece. Fuera de la existencia sólo queda el vacío: La Nada.

Vivimos en un Universo que, en un momento dado, ha sido creado. Todo lo creado necesita un creador.

El primer creador no puede surgir del vacío (ausencia de todo) ni puede haber sido creado pues, entonces, ya no sería el primer creador. Por lo tanto, el Creador ha de tener necesariamente Autoexistencia.

En este mundo material, nada ni nadie tiene autoexistencia, es decir, nada existe por si mismo sin depender de una causa anterior que, a su vez, depende de otra causa anterior y así sucesivamente.

Cualquier cosa (física o mental) creada es una suma de componentes que, si los desmenuzamos hasta el final, llegamos a La Nada.

Por ejemplo, un reloj es una suma de componentes a ninguno de los cuales se les puede llamar reloj separadamente; por lo tanto ese objeto no tiene autoexistencia sino que depende de otros elementos que, a su vez, dependen de otros elementos.

Así hasta llegar a la división subatómica, en donde hemos descubierto que las partículas tampoco existen como tales sino que son sólo “unidades independientes de vibración”, pero no materia.

Lo mismo se puede aplicar a la forma de ser y pensar de cada uno. Evolucionamos en base a una suma de ideas aprendidas, experiencias adquiridas, herencia genética, influencias astrológicas quizás.

En definitiva, es un hecho que hemos nacido y nos estamos forjando una conciencia: un Yo.

Fuente: El autor del Universo, de Joaquín Ferrer Martínez.
Web: www.psicodescodificacion.com
A. C. Hypatia. Síguenos.
HD. Hypatia Digital.
Tao Te Ching.   Mar. 22-10-2.019
EL TAO.

Aquí radica la razón de ser del soberano,
y la obligación de los príncipes.

Aunque, ceremoniosamente
y en tiro de cuatro caballos.

Ofrendaras un disco de jade, tal obsequio no sería comparable
al de ofrecer el Tao, de rodillas, al soberano.

¿Por qué los antiguos
apreciaban tanto el Tao?.

¿No es acaso porque con él
se obtiene lo que se busca.

Y el pecador queda libre de toda culpa?
Por eso no hay mayor tesoro en el universo.

Fuente: Tao Te Ching de Lao Tse
HD. Hypatia Digital.
¿QUÉ ES LA MEDITACIÓN?.   Lun. 21-10-2.019
La meditación es ser el AMO.

La sociedad no podría existir sin el lenguaje; necesita de él. Pero la existencia no. No estoy diciendo que debas existir sin el lenguaje. Tienes que usarlo.

Pero tienes que ser capaz de encender y apagar el mecanismo de verbalización. Cuando existes como un ente social, es necesario el mecanismo del lenguaje.

Pero, cuando estás a solas con la existencia, debes ser capaz de apagarlo. Si no puedes hacerlo, continúa funcionando y no puedes detenerlo. Entonces, te transformas en un esclavo de este mecanismo.

La mente debe ser un instrumento, no el amo.

Cuando la mente se transforma en el amo, se produce un estado no meditativo. Cuando el amo eres tú, cuando el amo es tu conciencia, hay un estado meditativo.

Entonces, la meditación implica transformarse en el amo del funcionamiento de la mente.

Fuente: ¿Qué es la meditación?. Hacia el centro de tu ser, de Osho.
A. C. Hypatia. Síguenos.
HD. Hypatia Digital.
CONTENIDO Y ESTRUCTURA DEL EGO.   Dom. 20-10-2.019
Más allá del Ego: La verdadera identidad. 2/2

¿Qué es la realización espiritual? ¿La creencia de que somos espíritu? No, ése es un pensamiento.

Aunque se acerca un poco más a la verdad que el pensamiento según el cual creemos que somos esa persona que aparece en el registro de nacimiento, sigue siendo un pensamiento.

La realización espiritual consiste en ver claramente que no somos lo que percibimos, experimentamos, pensamos o sentimos; que no podemos encontrarnos en todas esas cosas que vienen y se van continuamente.

Buda fue quizás el primer ser humano en ver esto claramente, de tal manera que anata (la ausencia del yo) se convirtió en uno de los puntos centrales de su enseñanza.

Y cuando Jesús dijo, "niégate a ti mismo", lo que quiso decir fue "niega (y, por tanto, deshace) la ilusión del yo". Si el yo, el ego, fuera verdaderamente lo que soy, sería absurdo "negarlo".

Lo que queda es la luz de la conciencia en la cual van y vienen las percepciones, las experiencias, los pensamientos y los sentimientos. Ese es el Ser, el verdadero Yo interior.

Cuando me reconozco como tal, lo que sucede con mi vida deja de ser absoluto y pasa a ser relativo. Aunque le rindo tributo, pierde su seriedad absoluta, su peso.

Lo único que finalmente importa es esto: ¿Puedo sentir mi Ser esencial, el Yo Soy, como telón de fondo en todo momento de mi vida? Para ser más exactos, ¿puedo sentir el YoSoy que Soy en este momento?.

¿Puedo sentir mi identidad esencial como conciencia? ¿O me dejo arrastrar por los sucesos, perdiéndome en el laberinto de la mente y el mundo?.

Fuente: Una nueva tierra de Eckhart Tolle.
A. C. Hypatia. Síguenos.